Oscar Ledesma

Warum Denken traurig macht - George Steiner

Hace muchos años, cuando vivía en México, y trabaja para una empresa de software que estaba/está a una calle del parque hundido, me iba a leer al parque todos los días a la hora de la comida. En el parque hundido, hay una zona donde hay sillones espaciales de los años 70 y tocan música clásica, no recuerdo el nombre, creo audiorama.

Ahí donde muchas veces me senté a leer libros de George Steiner, la mayoría publicados por editorial siruela. No me acuerdo mucho de los libors de él, pero lo que más me llega a la memoria son los libros tan bonitos y tan bien hechos de esa editorial. La empresa para la que trabajaba, tenia como cliente a un banco que hace un par de años tenía el centro de cumpúto sobre insurgente (hoy esta en santa fé).

Entonces, para no comer con los kollegen del banco me iba a caminar por esas pequeñas calles que estan cerca de insurgentes sur, entre la avenida de insurgentes y ¿el convento de san angel? (donde estan unas momias, y donde los domingos se pone el jardín del arte). Bueno por ahí. por ahí esta la calle juan plablo II y la casa donde durmió cuando fué a México, por ahí tambien hay unas muy buenas taquerías y komischewiese (del alguna manera raro) una de pequeña librería (no se como se llama). La pequeña librería a la que hago referencia debe estar en la esquina de Abundio Martines con Miguel M. Ponce. Una muy pequeña librería, con un surtido muy interesente, muchos libros de poesía (nuevos y usados), muchos de política (todos viejos y usados), de new age (todos nuevos) y muchos de editorial siruela (todos nuevos).

Entonces como ganaba relativamente bien,  tenía dinero y tiempo para leer. Me leí muchos libros de esa libreria, tomaba cafe y pastelitos y coqueteaba con las bellas chicas que por ahí pasaban a compara los últimos libros de Deepak Chopra, libros que considero una soberana estupides, donde mezcla pseudo ciencia con creencias místicas para darle un “fundamento”. Así que esas chicas bellas también eran tontas.

Bueno, regresando a George Steiner, lo leí y no me acuerdo de nada, pero recuerdo las tardes soleados en el kiosko de la rotonda enfrente de la librería, los helados que me compraba, las bellas y estupidas chicas. Hace como dos semanas en la lectura de un libro de Managment, mi librero-amigo me invito a tocar música. Fué la primera vez que trabaje como DJ. Como pago me regalaron: Warum Denken traurig macht de George Steiner (por que pensar te pone triste). Que inmediatamente me puse a leer mientras tomaba los últimos rayos de sol que caían sobre el stadt park, mientras me comía un helado en las bancas enfrente del grillo theater. Lo terminé de leer, e inmediatamente olvidé lo que había leído. Me siento un poco mal con George, por que no puedo decir nada de sus libros, pero siempre puedo decir que leerlo lo asocio con días felíces, tardes de sol sentado en algún parque.

Reblog this post [with Zemanta]