Oscar Ledesma

Die Schlange - Vladimir Sorokin

Desde hace mucho que quería leer un libro de Vladimir Sorokin, un escritor ruso. Resulta que Ralf no dejaba de hablarme maravillas de otro libro de él: Der Tag des Opritschnik. Que lo tienes que leer, que no mames, que esta muy divertido, y demás cosas. Pero el librillo esta un poco caro, así que espero que me regalen de cumpleaños (pequeño pedimento en alemán) Ralf, ich will als Geburstagsgeschenk:

  • Der Tag des Opritschnik von Sorokin, oder anderer von Sorokin
  • Die Manns, du weisst genau welche
  • Septembertee von Renan Demirkan
  • Das Buch von Che Guevara die Katja zwei mal gekauft hat. (das mit der schwarze cover)
  • Der Baader-Meinhof-Komplex Das Standardwerk Vollständig aktualisiert


Tanto me hablaba, Ralf, de Sorokin, de ese y sus otros libros que un día que estaba en Frankfurt en una de mis librerías favoritas de libros usados me compre Die Schlange, la fila o cola como decimos en México, por la rídicula cantidad de 2 euros con 50 centavos. Y un día, de esos muy comunes por estos lares, en lo que no dejó de llover, se senté en mi riquísimo sillón de frente al jardín y no me levanté hasta terminarlo. Es muy fácil de leer, es un gigantesco diálogo, es decir, no hay descripción de nada, no pasa nada, solo son voces que hablan mientras esperan una fila. En una de las solapas del libro dice que los rusos pasaban un tercio de sus vidas hacienco filas, me parece un poco exagerado, pero a la mejor es cierto.

Como decía, el libro es divertidísimo. Como nada más son dialogos, pues cuando se hace de noche y las personas se quedan a dormir en la fila para poder al día siguiente comprar comida, pues sorokin, deja un montón de páginas en blanco, y es que cuando uno esta leyendo el libro caé de una manera muy rápida en el ritmo natural d euna conversación, y a veces las conversaciones no son muy veloces, por ello es que él recurre a dejar líneas en blanco, o de plano cuando todos duermen páginas en blanco. Hay tres escenas de sexo, transcribo parte de una:

- Ha!
- Aaaach…
- Haa!
- Aaaach…
- Haa!
- Aaaach…
- Haa!
- Aaaach…
- Haa!
- Aaaach…
- Haa!
- Aaaach…
- Haa!
- Aaaach…
- Ha! Oj!
- Aaach… Liebste…rr..
- Ha!
- Aaah… aaah! Aah! Aaaah! Oj! Sūßer! Aaaah! Aaaah!
- Ha!
- Aaah…aaah! Oj! Aaaach … Liebster! Aaaah! Aaaah!
- Ha! - Aaaah… aaaach…aaaah…
- Ha! Aaaah… uuuh … oooaaah… ich lie… jaaa…
- Ooooj… oooh… mein Liebster… Kleiner.. aaaach
- Aaaah… aaah… du Schōne… Schōne… aah
- Oooj…oooh… mein kleiner Kater… oooj…

Y así sigue. También es fabuloso cuando pasan lista para ver si estan todos los que deben estar en la fila, y son páginas y más páginas de apellidos rusos. Pongo unso cuantos:

- Nekrasova!
- Ja!
- Suponeva!
- Ja!
- Skurtul!
- Ja!

y más, y más. Tenía mucho que no me reía tanto leyendo un libro!